Introducción a La ansiedad por Separacion en la infancia y adolescencia.

La ansiedad por separación es uno de los trastornos más frecuentes en niños y adolescentes, teniendo una prevalecía vital del 5,2 por 100.

En varios artículos describiré en esencia qué es este trastorno, cómo detectarlo y qué hacer como padres ante esta situación.

En el artículo presente haré una introducción y descripción del trastorno.

La ansiedad por separacion está presente desde el primer año de vida, su frecuencia se intensifica en la infancia, a partir de los dos años disminuye progresivamente hasta los cinco o los seis años. Luego vuelve a coger un pico entre los nueve y los diez años hasta que declina en la pubertad.

Aproximadamente, el 41 por ciento de la población infantil presenta ansiedad por separacion (Costello y Angold, 1995). Los pensamientos más frecuentes son el miedo a la muerte de familiares, amigos o del propio niño. La ansiedad por separacion es una de los temores más presentes.

La ansiedad por separacion hace una función protectora, ya que evita que el niño se aleje motivado por su curiosidad y pueda sufrir daños (Mendez y col. 2008).

La ansiedad que se genera por la separacion suele desaparecer en el desarrollo evolutivo del niño. Sin embargo, existen casos en los que perdura y se convierte la misma en trastorno, imposibilitando un normal funcionamiento.

La ansiedad por separacion se caracteriza por una ansiedad excesiva que experimenta el niño cuando está fuera de casa o sin las personas que está más vinculado. entre sus características más significativas está: malestar recurrente cuando ocurre una situación de separación, preocupación excesiva de la posible pérdida de seres queridos, preocupación excesiva de que in acontecimientos adversos ocurra, resistencia de ir a la escuela o cualquier sitio por miedo a separarse, negativa a estar en casa solo o con las figuras cuidadoras, negativa de dormir solo, pesadillas repetidas y quejas repetidas de síntomas físicos.

¿Cuándo la ansiedad es excesiva? Cuando si expresión excede los parámetros razonables para el nivel de desarrollo de un niño, ejemplo: vómitos, agresión a los padres que no remiten.

Saludos,

Héctor Peraza Díaz

www.psicologosbonnet.es

Acerca de Psicólogos Bonnet

Somos un equipo de psicólogos especializados en terapias personalizadas. Apostamos por el individuo, cada persona es única y centramos el esfuerzo en cada caso concreto. En nuestros tratamientos, nos inclinamos por las teorías cognitivo-conductuales, y las combinamos cuando es necesario con las gestálticas, eficaces en los procesos emocionales de duelos, separaciones y despedidas.
Esta entrada fue publicada en Adultos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s