¿Se puede diferenciar una sonrisa falsa de una verdadera?

El pasado mes de abril en http://www.theguardian.com se publicó un artículo basado en las teorías del psicólogo Richard Weisman (profesor de la Universidad de Hertfordshire), sobre la capacidad de los seres humanos de apreciar los sentimientos de los demás a partir de la apariencia.

Psicólogos especialistas en terapia infantil y de adultos

En este artículo se describe como un fotógrafo le pide a un sujeto que exponga una sonrisa falsa para ser fotografiado. Más tarde se le pide al mismo sujeto, que en una reunión con amigos se comporte de forma lo más natural posible y permita al fotógrafo que le eche fotos a su sonrisa sincera. Al final, el fotógrafo tiene dos versiones de la sonrisa de esa persona.

La pregunta es: ¿Es fácil detectar la diferencia?. Según Wiseman: “si usted carece de empatía, los resultados en la diferenciación entre las dos fotografías serán negativos”,

Weisman llevó a cabo un experimento con sus compañeros investigadores con la idea de detectar cuántos sabrían diferenciar una sonrisa falsa de una auténtica diferenciando grupos en función de su profesión. Para ello en una fiesta organizada por el Museo de Ciencias de Londres, donde acudieron algunos de los mejores investigadores de Gran Bretaña, se ofrecieron proyecciones de fotografías de sujetos con sonrisas falsas y auténticas. Luego se les pidió a los huéspedes que detectaran lo falso y lo verdadero. Los resultados obtenidos fueron bastante interesantes: “Alrededor del 60% del público acertó, con diferencias en cuanto al grupo de edad, los menores de 40 años acertaban más que los más mayores. Sin embargo, la diferencia real vino por las profesiones: los científicos físicos consiguieron un 60% de acierto, los de derecho y científicos biológicos un 66%, y los periodistas un impresionante 73%. Pero todos fueron eclipsados por los científicos sociales, con el 80% de acierto”. Al parecer existe una relación entre empatía y profesión.

Para terminar comentar que la sonrisa falsa del comienzo del artículo es la de la derecha, debido a que como comenta Weisman: “Se utilizan más músculos de la cara cuando se tiene una sonrisa sincera. Se puede observar que en las líneas alrededor de los ojos del sujeto hay más arrugas en la de la izquierda”.

Saludos,
Héctor Peraza Díaz
http://www.psicologosbonnet.es

Anuncios

Acerca de Psicólogos Bonnet

Somos un equipo de psicólogos especializados en terapias personalizadas. Apostamos por el individuo, cada persona es única y centramos el esfuerzo en cada caso concreto. En nuestros tratamientos, nos inclinamos por las teorías cognitivo-conductuales, y las combinamos cuando es necesario con las gestálticas, eficaces en los procesos emocionales de duelos, separaciones y despedidas.
Esta entrada fue publicada en Adultos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s