Terapia adultos: Padezco de crisis de pánico: ¿de qué se trata y qué puedo hacer para superar esto?

Mediante el DMS-IV psicólogos y psiquiatras diagnosticamos e investigamos sobre cualquier trastorno mental, emocional o nervioso. Según éste manual, el trastorno de pánico consiste en crisis repetidas de ataques de pánico, algunas de las cuales son inesperadas, y alguna de ellas van seguidas durante un mes de los siguientes síntomas: inquietud persistente por la posibilidad de tener una crisis, preocupación por sus consecuencias y cambio significativo del comportamiento. Importante subrayar que las crisis no son originadas por los efectos de una sustancia, ni una enfermedad médica, ni por la presencia de otro trastorno mental.

¿Qué sentimos durante una crisis de pánico?

Durante una crisis de pánico podemos llegar a sentir los siguientes síntomas: palpitaciones, elevación de la frecuencia cardíaca, sudor, temblores, sacudidas, sensación de ahogo, sensación de atragantamiento, opresión o malestar en el pecho, náuseas, mareo, inestabilidad, sensación de entumecimiento, escalofríos o sofocaciones, percibir las cosas o a sí mismo de forme extraña, y por último, miedo a morir, volverse loco o perder el control.

¿Por qué se originan las crisis de pánico?

Una vez que sentimos peligro por algo (este peligro puede ser real o imaginario) se activa en nuestro cerebro desde épocas ancestrales el sistema de alarma, lo que da lugar a que surjan ciertos cambios a nivel fisiológico, de esta forma nuestro organismo se prepara para la escapada o la huida.

Ejemplo de cambios: se libera adrenalina y noradrenalina, aumenta la frecuencia cardíaca, se hiperventila, la sangre se concentra en las partes del cuerpo relacionadas con la huida…etc. Todos estos cambios los venimos realizando desde épocas inmemoriales, nos han permitido sobrevivir como especie y llegar a evolucionar.

Ahora bien, ¿qué sucede con el hombre de hoy en día?

Han observado alguna vez a una manada de leones cuando persiguen a un grupo de gacelas, estas corren y normalmente suelen los leones capturar a las más débiles. Una vez que esto suceden todo el resto de gacelas permanecen tranquilas sin más problema que pastar y descansar. Si nos situasen a nosotros los seres humanos actuales en el lugar de las gacelas no pararíamos de correr hasta pensar que estamos en un sitio donde no veremos leones en varios kilómetros. Al estar en las sábanas africanas podemos concluir que esos sitios son muy escasos por tanto, no pararíamos de correr y de preocuparnos por quién será el próximo de la manada en ser capturado, cómo va a suceder…etc.

Muchas de las sensaciones temidas que tenemos en una crisis de pánico presentan sus causas reales, por ejemplo: el mareo no es más que tensión de cervicales debido a que disminuye el aporte de sangre a la cabeza por la hiperventilación, la falta de aire es consecuencia del aumento del oxígeno en la sangre también por la hiperventilación, las taquicardias o palpitaciones se originan cuando estamos en peligro, real o imaginario, ya que el corazón late más de prisa para hacer llegar más sangre a las zonas implicadas en la reacción de alarma para que puedan funcionar eficazmente.

¿Qué podemos hacer para controlar las crisis de pánico?

Lo primero se debe aprender es a desfocalizar la atención de las sensaciones físicas negativas asociadas a las respuestas de pánico. Para esto es importante trabajar con las creencias asociadas al hecho de tener una crisis. En terapia se hace mediante discusión cognitiva, este método le permite a la persona cambiar la valencia cognitiva asociada al hecho que experimenta. Por ejemplo al pensamiento de me voy a volver loco, se le explica que no suele existir ningún caso donde la persona se vuelva loco en una crisis de pánico, la locura (trastorno psicótico) suele tener síntomas más llamativos como delirios y alucinaciones, además los psicóticos no temen volverse locos, estos no tienen capacidad para discernir la locura de la realidad. Mediante esta racionalización la persona comprende lo que le sucede, acepta la situación vivida de miedo, y no escapa de ella.

En el siguiente link se explica paso a paso qué hacer para controlar los pensamientos automáticos:
https://psicologosbonnet.wordpress.com/2011/02/04/%C2%BFque-puedo-hacer-para-controlar-mis-pensamientos-negativos/

Como bien se ha comentado uno de las causas de los cambios físicos es la hiperventilación, con esta tomamos demasiada cantidad de aire, aumentando así el nivel de oxígeno en la sangre (disminuyendo la cantidad de anhídrico carbónico). Esto da lugar a un estrechamiento de ciertos vasos sanguíneos lo que disminuye la cantidad de sangre que llega a diversas zonas del cerebro, se retiene más oxígeno en sangre por tanto disminuye la llegada de oxígeno a diversas zonas también del cerebro. Todo esto produce sensaciones internas ya comentadas (mareo, confusión, sensación de ahogo, visión borrosa…). Esta forma de respiración es inconsciente, es decir los pacientes no se dan cuenta de ella.

Por tanto, una forma de controlar las crisis de pánico es mediante la respiración y en específico mediante la respiración diafragmática lenta. La misma se puede consultar en el siguiente link:

https://psicologosbonnet.wordpress.com/2010/10/31/respiracion-diafragmatica-lenta/

Mediante estas dos técnicas, la discusión de tus creencias asociadas al hecho de tener una crisis y la respiración se puede controlar los episodios de pánico en muy poco tiempo. Existen meta-análisis (Gould, 1995) que concluyen que el tratamiento más eficaz para esta problemática es la terapia cognitivo conductual. Por tanto si siente que puede presentar este problema es importante escoger psicólogos especializados en esta terapia.

Para ampliar la información se puede consultar a:
Barlow, D. W., y Craske, M. G: Domine su ansiedad y pánico. Editorial Julio Martin. 1993.
Clark, D. M. y Salkovskis, P. M: Cognitive therapy of panic and hipochondriasis. Oxford: Pergamon Press. 1991.

Saludos,
Héctor Peraza Díaz
www.psicologosbonnet.es

Anuncios

Acerca de Psicólogos Bonnet

Somos un equipo de psicólogos especializados en terapias personalizadas. Apostamos por el individuo, cada persona es única y centramos el esfuerzo en cada caso concreto. En nuestros tratamientos, nos inclinamos por las teorías cognitivo-conductuales, y las combinamos cuando es necesario con las gestálticas, eficaces en los procesos emocionales de duelos, separaciones y despedidas.
Esta entrada fue publicada en Adultos, Ansiedad y depresión, Inteligencia emocional. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Terapia adultos: Padezco de crisis de pánico: ¿de qué se trata y qué puedo hacer para superar esto?

  1. Nlg.kz dijo:

    Correct in this particular write-up, I really assume this website needs rather more
    consideration. I’ll most likely be again to read much more,
    thank you for that info.

  2. Gail dijo:

    I’ve joined your feed and look toward seeking really your excellent post. Also, We’ve shared your
    site in doing my support systems!

  3. I favor this blog quite definitely, saved to my bookmarks.

  4. We’ve learn a number of just right stuff here. Definitely price bookmarking for revisiting. I wonder how a lot effort you add to make this kind of magnificent informative site.

  5. Christel dijo:

    But a smiling visitant here to share with you the love (:, btw outstanding style.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s