Terapia sexual: Qué es la eyaculación precoz y cómo puedo controlarla:

La eyaculación precoz es una falta de control sobre el reflejo eyaculatorio, es un trastorno de la fase del orgasmo durante la relación sexual. Es el problema sexual más frecuente en hombres, afectando entre el 25 y el 40%. En los casos más graves, el hombre eyacula antes de la penetración de su pareja o segundos después de hacerlo.

La mejora del paciente con eyaculación precoz es un proceso paradójico; debido a que en la mayoría de los casos no existe patología, ahora bien sí es una disfunción y esta disfunción tiene sus raíces en la ansiedad.

En su intento por prolongar la erección es típico que el hombre utilice la distracción, procurando no prestar atención a la estimulación sexual mediante el uso de distracciones (por ejemplo contar de 100 a 0), desafortunadamente estos sistemas de control no triunfan porque no disminuyen sino que aumentan la preocupación excesiva por complacer a la mujer.

La intervención debe ser multidimensional, incluyendo a los aspectos cognitivos, conductuales, emocionales y sociales del paciente.

Existen una serie de técnicas que usted puede practicar para llegar a controlar la excitación:

1) Técnica de la zona antieyaculatoria

Apriete fuertemente con los dedos gordo e índice de la mano izquierda, durante tres o cuatro segundos, la zona entre el escroto y el ano, realizando al mismo tiempo una profunda inspiración.

Esto disminuirá la excitación alejándole del orgasmo, pero no detendrá la erección. Puede practicar esta maniobra incluso durante la penetración, pues la zona a apretar se encontrará accesible para usted. Esta técnica puede realizarse en conjunto con los tratamientos descritos anteriormente (tercer tratamiento), en cada uno de los estadios de espera.

2) Técnica del control de la respiración

Durante el desarrollo del acto sexual, debe permanecer muy calmado y concentrarse en la experiencia de la que esta gozando. Un punto crucial es ser consciente de como el aire entra y sale de sus pulmones, y por tanto controlar la respiración. El ritmo respiratorio y los movimientos coitales deben sincronizarse de la siguiente manera:

Penetración: Expulse el aire.

Retirada: Tome aire

Mientras no se experimente la urgencia eyaculatoria, debe mantener dicho ritmo.

3) La importancia de la relajación y la seguridad en sí mismo

En otros puntos de nuestro tratamiento, ya hemos hablado de lo crucial que es estar relajado durante el acto sexual. Normalmente, las causas de la eyaculación precoz son psicológicas, y por tanto la seguridad y la confianza en sí mismo son muy importantes.

Por otra parte, debe crearse un diálogo abierto y sin tabúes en la pareja de amantes. Las conversaciones desenfadadas sobre los aspectos de su relación sexual, las fantasías sexuales del otro y los problemas o miedos propios o de su pareja, ayudan inmensamente a crear una serie de lazos que le darán mayor seguridad en sí mismo y le permitirán un mayor control sobre su cuerpo. No dude en hablar con su pareja acerca de sus miedos y frustraciones, se sorprenderá de como a veces de un grano de arena, se crea una montaña; cuando en realidad el grave problema que usted creía que tenía no era de gran importancia para su compañera.

El control sobre la eyaculación precoz, puede desarrollarse en gran medida con la confianza en usted mismo.

Posturas que retardan la eyaculación

1) El hombre se relaja y apoya todo su cuerpo y la mujer se incorpora levemente, logrando así una penetración profunda. El ritmo lo lleva ella y el movimiento que sale con más facilidad es el arriba-abajo que la mujer debe realizar sobre su compañero. Las manos de ella pueden tocar el pecho de él y viceversa.

2) Esta postura clásica también se realiza con la mujer en la posición dominante, lo que resulta muy excitante para muchos ya que modifica sustancialmente lo tradicional en la “Cara a cara” que es el hombre sobre la mujer. De esta forma ella puede frotar su clítoris en el vientre de su compañero con más facilidad y según su antojo. Es ideal para las mujeres a las que les cuesta llegar al orgasmo y necesitan una estimulación muy directa del clítoris y los labios vaginales. Además el hombre puede tocar los glúteos de su compañera y atraerla hacia su cuerpo con fuerza tomándola de las nalgas.

3) El hombre se sienta (preferentemente en una superficie dura, no la cama), con las piernas flexionadas y se toma la parte posterior de sus rodillas. De esta manera, recibe a la mujer que se hace penetrar acomodándose en el espacio que queda entre las piernas de él y su tronco. El presiona con las rodillas el cuerpo de su compañera, la atrae hacia el suyo provocando el vaivén de ambos mientras, por ejemplo, le besa los pechos que están a la altura de su rostro.

En todo caso se debe de consultar a un especialista que estudie el caso concreto y elabore un programa de intervención a medida para mejorar la calidad de las relaciones sexuales controlando esta disfunción tan frecuente hoy en día.

Saludos,

Héctor Peraza Díaz

www.psicologosbonnet.es

Anuncios

Acerca de Psicólogos Bonnet

Somos un equipo de psicólogos especializados en terapias personalizadas. Apostamos por el individuo, cada persona es única y centramos el esfuerzo en cada caso concreto. En nuestros tratamientos, nos inclinamos por las teorías cognitivo-conductuales, y las combinamos cuando es necesario con las gestálticas, eficaces en los procesos emocionales de duelos, separaciones y despedidas.
Esta entrada fue publicada en Adultos, Parejas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s